1. DIMENSIÓN

SOCIOCULTURAL

1.1 Eje temático: Diálogos, intercambios e influencias culturales

Dentro de este eje temático, privilegiado en esta edición del coloquio, se considerarán trabajos que estudien el modo en el que los diálogos, los intercambios y las influencias interculturales afectan la forma, la estructura y los contenidos del anime y del manga, esto desde la óptica de las temáticas, de las estéticas, de las técnicas, de los enfoques teórico-creativos, o de los procesos de producción.

Bajo la presunción de que el impacto que el anime y el manga tienen a nivel mundial genera relaciones interculturales que inciden directamente en la forma de estos medios, conceptos a considerar como parte de este eje temático serán los de remake, adaptación, apropiación, colaboración, influencia e intercambio intercultural. Es desde tres frentes regionales que abordaremos estas cuestiones:

•El franco-belga: Uno de los entornos culturales más fértiles, tanto para la narrativa gráfica como para la animación, que no ha cesado de ejercer una enorme fascinación en la cultura japonesa, marcadamente francófila. Del otro lado, Francia y Bélgica se cuentan entre las naciones que mayor atención han prestado al anime y al manga, ya sea a través de una gran recepción y apreciación de estos productos, o mediante la integración y emulación de la estética japonesa.

Este entorno franco-belga se destaca también por sus profundos enfoques críticos, metodológicos y teóricos frente al anime y al manga. Trátese de los artículos que han dado al anime un lugar a la par del cine de autor, como los que frecuentemente aparecen en Cahiers du cinema o, para el caso del manga, de la obra de nuestro invitado de honor Benoît Peeters, la cual no solo supone una importante valorización formal y cultural de la narrativa gráfica, sino también un punto de contacto entre el manga y la bande dessinée franco-belga. Por un lado, a través de sus obras teóricas como Lire la bande dessinée o Tintín y el mundo de Hergé, así como de su labor académica en la Universidad de Lancaster, Peeters aparece como uno de los principales estudiosos de la narrativa gráfica. Por el otro, su trabajo creativo (junto a François Schuiten) en la serie de bande dessinée Las ciudades oscuras, al haber obtenido por primera vez para un gaijin el Gran Premio Manga del Japan Media Arts Festival (considerado el galardón más importante del medio), es testimonio de las íntimas relaciones entre la narrativa gráfica japonesa y la franco-belga. Sin olvidar, en este sentido, sus guiones para obras de La Nouvelle Manga, así como sus biografías, tanto del mangaka Jirô Taniguchi, como del creador de Tintin, Hergé.

Dentro de este frente regional no podemos dejar de tener en cuenta casos concretos como el de la influencia recíproca entre Moebius y Hayao Miyazaki, o el de las colaboraciones entre Jirô Taniguchi y autores franceses como Boilet, Moebius, Morvan o Peeters, sin dejar de lado aspectos más generales como las dinámicas y políticas de la representación de lo japonés por parte de la bande dessinée y de la animación franco-belga, así como su reflejo: las dinámicas y políticas de la representación de lo franco-belga por parte del anime y del manga.

•El norteamericano: El influjo del anime y del manga en Hollywood, epítome de la producción audiovisual norteamericana, se revela de distintos modos: trátese de la influencia que estos medios ejercen sobre ciertos directores (Aronofsky, Nolan, Spielberg, The Wachowskis, etc.) o de las adaptaciones, cada vez más frecuentes, que desde la imagen real han sido objeto obras de manga y anime como Dragon Ball Z, Ghost in the Shell (Kôkaku Kidôtai), Alita, ángel de combate (Gunnm) o Kite (A kaito). Inscritos dentro de una historia de relaciones políticas y comerciales que formalmente se inaugura con el Tratado de Kanagawa, los intercambios artísticos y culturales entre Japón y Estados Unidos han determinado las obras y los imaginarios de ambos lados del Pacífico.

Dentro de este frente regional no podemos dejar de considerar algunas producciones que desde su origen se conciben como híbridos culturales, como Afro Samurai -si hablamos de anime- o el Original English-language manga -si pensamos en manga-. Estas creaciones, desde su vocación transcultural, evidencian una multitud de conceptos, estéticas y temáticas que, mediante sus cruces entre Japón y Estados Unidos, no sólo han permeado al anime y al manga, sino que han dado forma a la cultura de estas dos naciones.

•El latinoamericano: Polo que nos interesa particularmente porque aquí el crecimiento de la recepción, apreciación y consumo del anime y manga ha sido muy grande y sostenido en los últimos años. Esto ha tenido importantes efectos sociales, especialmente en lo referente a las identidades juveniles, a los colectivos y a las tribus urbanas que orbitan alrededor de los imaginarios plasmados en el anime y el manga. Del lado académico, el creciente interés formal por estas producciones, que más allá de considerarlas como mero entretenimiento destaca sus valiosas cualidades artísticas, filosóficas y culturales, ha abierto poco a poco espacios de reflexión en las instituciones educativas y culturales.

Además de considerar como parte de este frente cultural trabajos que reflexionen acerca del modo en el que México y Latinoamérica piensan el anime y el manga (junto al modo en el que Japón piensa a Latinoamérica), nos interesaremos por los pormenores sociales, culturales, políticos, ideológicos, estéticos y económicos de la recepción de estos medios en nuestra región. Con esto esperamos que se revelen relaciones insospechadas y marginales sobre el papel e influencia que el anime y el manga tienen en nuestro contexto.

1.2 Eje temático: El hombre animado: Cultura, comunidades, corporalidades e identidades

Patente desde el dibujo y la proporción tan característicos del dibujo japonés, la representación que el anime y el manga hacen del hombre, de su cuerpo, de su sociedad y de su mundo no sólo se revela como una de las temáticas principales de estos medios, sino como una concepción -plástica e ideológica- acerca de lo humano que acaba teniendo efectos identitarios, culturales, psicológicos y corporales que, desde el mundo de la ficción, intervienen en la realidad del hombre y de su cultura.

Dentro de este eje temático se considerarán trabajos que aborden, desde una perspectiva sociológica, antropológica, filosófica, comunicativa o crítica del anime y manga, ideales de vida; modelos culturales (tradicionales y posmodernos); estructuras sociales (reconstruidas, interrogadas o fabuladas por el anime y el manga); construcciones identitarias (nacionales o individuales, construidas alrededor de ideologías o de modelos de ficción como tsundere, yandere o loli); surgimientos de comunidades (otakus, cosplayers, subculturas, tribus urbanas y comunidades virtuales); dinámicas de recepción cultural (fandom, sincretismos y apropiaciones culturales); corporalidades (representadas -bishōjo, bishōnen, moé, SD- transformadas, hibridadas, violentadas, mutiladas, replanteadas, etc.); y sexualidades (representadas -ero-guro, yaoi, yuri, hentai, ecchi, harem- y practicadas; romance, placer y género).

SÍGUENOS
  • Facebook B&W
ORGANIZAN

Coloquio Internacional Ibero-Anime-Manga. Universidad Iberoamericana Ciudad de México